La venta de arcilla en Vizcaya como material para emplear en la construcción está bastante extendida. Este elemento producto del desgaste químico del feldespato, uno de los minerales que se pueden encontrar con mayor facilidad en la corteza de la tierra, se ha utilizado para la edificación desde tiempos ancestros, y en la actualidad aún tiene muchos usos que se le dan en este sector.

La arcilla, mezclada con paja, arena y otros muchos ingredientes, se puede utilizar en muchos aspectos de la construcción como para hacer revocos, enlucidos, particiones interiores, ladrillos comprimidos de tierra, suelos de adobe vertido, ladrillos de adobe, pisé, tapial, etcétera. Desde muros de carga hasta pinturas y relieves de esculturas pueden llegar a construirse con este material, que cuando está mojado resulta muy maleable.

Es un material muy versátil, ya que mezclado con óxidos minerales se pueden conseguir múltiples colores, por lo que es ideal para acabados personalizados. La venta de arcilla en Vizcaya es una actividad económica de peso, ya que es un producto que, además, tiene otros muchos usos como la alfarería.

Cuando la arcilla se seca es dura y quebradiza, mientras que húmeda ofrece una gran maleabilidad. Además, es un material adherente, una propiedad que ofrece muchas posibilidades para la construcción.

En la actualidad, se conservan edificios muy emblemáticos que están construidos con este material, como es el caso de la Alhambra de Granada. En Yemen o Nuevo Méjico, por ejemplo, aún se conservan edificios de viviendas con más de nueve siglos de historia. Y es que la arcilla es uno de los primeros materiales que el hombre utilizó para la edificación.

Si necesitas encontrar una empresa que te suministre este elemento, Alfarería Garmendía es lo que estás buscando. Tenemos una dilatada trayectoria en la venta de arcilla y todo tipo de productos elaborados con este material.