Como ya sabes, en nuestra tienda nos dedicamos a la venta de arcilla en Álava y en diferentes artículos de alfarería. También trabajamos con esmaltes especiales para la arcilla, y de ellos te vamos a hablar en esta nueva entrada de nuestro blog.

En realidad, el esmalte es una técnica que resulta de la fusión de cristal en polvo con un sustrato a través de un proceso de calentamiento, que suele situarse entre 750 y 850 grados centígrados. Ese polvo se funde y crece endureciéndose y formando una cobertura suave, vidriada y muy duradera. Se puede aplicar también en otras superficies, como el vidrio o el metal.

Es frecuente que se aplique en forma de pasta, y pude ser transparente u opaco. Es un tratamiento resistente a las agresiones mecánicas o químicas, es duradero, puede mantener los colores más brillantes durante mucho tiempo, y no es un material combustible. No obstante, se puede romper o hacer añicos si se somete a deformaciones o esfuerzos.

El uso del esmalte se usa en obras de cerámica desde hace muchos siglos. Hay que remontarse a las civilizaciones griegas y egipcias. Hay un gran número de ejemplos, como los de las ruinas del palacio de Minos en Cnossos, en vasijas de Rodas, etc. Pero también se utilizaba en los objetos metálicos y se han encontrado joyas adornadas de esta forma.

Hoy en día se sigue utilizando la técnica del esmaltado en la decoración de numerosos objetos con muy buenos resultados. En Alfarería Garmendia puedes encontrar una gran variedad de ejemplos a muy buenos precios.

Recuerda que también nos encargamos de la

venta de arcilla en Álava

. Realizamos objetos de forma artesanal, como fuentes para el horno, que ofrecen muy buenos resultados. Echa un vistazo a todos nuestros productos sin ningún compromiso.