Si te hablamos de venta de arcilla en Vizcaya, es interesante que conozcas de dónde viene este material tan empleado en diferentes áreas. Se trata de una sustancia mineral terrosa que se compone, en buena parte, de hidrosilicato de aluminio.

Con respecto a la venta de arcilla en Vizcaya, te diremos que la propiedad más destacable de este material estriba en que, una vez que lo mezclas con agua, da lugar a una pasta, más o menos plástica, que puede trabajarse a través de distintos procedimientos.

En el momento en que se seca, la arcilla adquiere cierta cohesión y, al mismo tiempo, se contrae y endurece, quedando sin alteración prácticamente.

Estas características dieron lugar a que fuera una de las primeras materias trabajadas por el ser humano y, en la actualidad, sigue ocupando un privilegiado lugar en nuestra sociedad.

Existe, incluso, una teoría de la NASA en donde se asegura que es en este material donde se encuentra el nacimiento de la vida en el planeta. Esto se debió a la acción protectora y aislante en las primeras bacterias ante los rayos ultravioleta. Fue gracias a la arcilla que estas bacterias encontraron cobijo para subsistir.

La arcilla procede de la erosión de las rocas a través del agua y del viento. Esta erosión se va aglutinando en depósitos y da lugar a las distintas clases de arcilla.

Hay una gran variedad de tipos. Así, podemos encontrar las kanditas, las esmectitas, las especiales y las refractarias. En estas últimas el poder de absorción es menor que en las otras.

Es un material con aplicaciones en diversos campos como la cerámica, la construcción, la industria petrolífera, la cosmética o la agricultura.

En Alfarería Garmendía estamos muy contentos siempre de darte todo tipo de información en torno a este preciado material que es la arcilla.