Como punto de venta de arcilla en Vizcaya y alfarería sabemos que este tipo de productos nunca pasan de moda. A pesar de que cada año el mercado se llena de artículos realizados con novedosos materiales, las macetas, los botijos y los utensilios de cocina fabricados en barro siguen estando presentes en todos los hogares. Y es que, en el caso de los artículos de cocina de barro la diferencia se nota. Por ello hoy queremos dar algún consejo en cuanto al uso de estas, para que se les saque todo el partido.

En primer lugar lo cuando se comprar una cazuela de barro en un punto de venta de arcilla en Vizcaya es si está está esmaltada o no. En caso de no estar esmaltada deberá curarse para evitarse que durante su uso se agriete. Para curarla existen todo tipo de técnicas, por ello lo mejor es consultar con la persona que las venda cómo recomienda hacerlo.

En segundo lugar cuando se cocina con ellas hay que recordar que el barro absorbe el calor. Por ello no se deben someter a cambios bruscos de temperatura, de lo contrario acabará por agrietarse. Además al sacarla de la fuente calor el propio barro irá desprendiendo el que ha absorbido, lo que se debe tener en cuenta respecto al punto de lo que se cocine en ella.

Por último hay que seguir unas pautas para su limpieza. La primera es que nunca se puede meter al lavavajillas. En segundo lugar la mejor forma de limpiarla es dejarla remojo durante media hora con agua caliente y una gota de jabón.

Si quieres preparar guisos y recetas de las de toda la vida ven a Alfarería Garmendia a comprar tus pucheros y cazuelas de barro.