Si estás interesado en la compra, venta de arcilla en Vizcaya o simplemente en aprender a trabajarla desde cero, el siguiente artículo podría resultarte muy interesante. La arcilla, conocida comúnmente como "barro", es la tierra trabajada y mezclada con minerales que mediante la modelación humana (ya sea torneada o manual) dan lugar a piezas únicas de cerámica. Es el arte más antiguo. Aunque no se fuera consciente entonces, nuestros antepasados empezaron a moldear la tierra que encontraban sin saber nada de fórmulas ni técnica, simplemente por supervivencia y la necesidad de tener donde guardar alimentos o bebida.

En la actualidad, aprender a manejar la arcilla tiene numerosos beneficios. Sobre todo en personas adultas o que necesiten reencontrarse y salir de una situación triste, crear cerámica es terapéutico y a continuación citaremos el porqué.

Cuando acudas a un punto de venta de arcilla en Vizcaya, te podrán explicar cómo la práctica con arcilla mejora todo nuestro estado de ánimo, desde el autoestima hasta la creatividad. De una forma más o menos consciente, cuando nos sentamos a moldear el barro, a crear una forma en concreto, nuestro cerebro se focaliza únicamente en eso y apaga todo lo restante. Es la mejor manera de apagar el ruido de los problemas, crear algo nuevo de cero con nuestras manos.

Empezar a aprender desde cero e ir adquiriendo cierto nivel en la técnica nos hará adquirir autoestima y confianza, dos cosas que posiblemente (por circunstancias externas) hayamos visto disminuidas. El arte siempre es una salida productiva de encontrarse a uno mismo, parar y no pensar en nada más durante lo que dure la actividad.

Desde Alfarería Garmendia creemos en el poder de la arcilla para hacer mejorar la vida de las personas, potenciar su creatividad y encontrarse cada uno a sí mismo entre cada pieza única que pueda llegar a crear.